Sulfato de magnesio inhalado para el tratamiento del asma aguda

Esta no es la versión más reciente de este artículo

Ver la versión más reciente

ANTECEDENTES: Las exacerbaciones del asma pueden ser frecuentes y variar en gravedad, desde relativamente leves hasta el estado asmático. El uso del sulfato de magnesio (MgSO) es una de las muchas opciones de tratamiento disponibles para las exacerbaciones agudas. Aunque se ha demostrado la eficacia del MgSO intravenoso, poco se conoce acerca del MgSOinhalado. OBJETIVOS: Examinar la eficacia del MgSO inhalado en el tratamiento de las exacerbaciones del asma. ESTRATEGIA DE BÚSQUEDA: Se identificaron los ensayos controlados aleatorios en el registro de "Asma y Sibilancias*" del Grupo Cochrane de Vías Respiratorias (Cochrane Airways Group "Asthma and Wheez*" register). Estos ensayos se complementaron con ensayos encontrados en la lista de referencias de los estudios publicados, los estudios hallados mediante técnicas extensivas de búsqueda electrónica, así como en una revisión de la literatura gris y de los resúmenes de congresos. CRITERIOS DE SELECCIÓN: Se eligieron para su inclusión en la revisión los ensayos controlados aleatorios (o pseudoaleatorios). Los estudios se incluyeron si los pacientes fueron tratados con MgSO nebulizado solo o en combinación con agonistas ß y se compararon con el agonista ß solo o con un control inactivo. RECOPILACIÓN Y ANÁLISIS DE DATOS: La selección de los ensayos, la extracción de los datos y la valoración de calidad fueron llevadas a cabo de forma independiente por dos revisores. Se intentaron obtener los datos que faltaban a través de los autores. Los resultados de los modelos de efectos fijos se presentan como diferencias de medias estandarizadas (DME) para la función pulmonar y riesgos relativos (RR) para el ingreso al hospital; ambos datos se acompañan de los intervalos de confianza del 95% (IC del 95%) correspondientes. RESULTADOS PRINCIPALES: Se incluyeron seis ensayos con 296 pacientes. Cuatro estudios compararon el MgSO junto con un agonista ß con el agonista ß, y dos estudios compararon el MgSO con el agonista ß solo. Tres estudios incluyeron sólo adultos y dos a pacientes exclusivamente pediátricos; tres de los estudios incluyeron asmáticos graves. En términos generales, hubo una diferencia significativa de la función pulmonar entre los pacientes cuyos tratamientos incluían el MgSO nebulizado además del agonista ß (DME 0,23; IC del 95%: -0,03 a 0,50; cuatro estudios). Las hospitalizaciones fueron similares entre los grupos (RR 0,69; IC del 95%: 0,42 a 1,12; tres estudios). Los análisis de subgrupos no demostraron diferencias significativas de la mejoría de la función pulmonar entre los adultos y los niños, pero entre los asmáticos graves la diferencia en la función pulmonar fue significativa (DME 0,55; IC del 95%: 0,12 a 0,98). Es difícil establecer conclusiones con respecto al tratamiento con MgSO nebulizado solo, debido a la ausencia de estudios en esta área. CONCLUSIONES DE LOS AUTORES: El sulfato de magnesio nebulizado inhalado junto con el agonista ß, en el tratamiento de una exacerbación de asma aguda, parece tener beneficios en lo que se refiere a mejorar la función pulmonar en pacientes con asma severa y hay una tendencia hacia el beneficio en el ingreso al hospital. La heterogeneidad entre los ensayos incluidos en esta revisión impide plantear una conclusión más definitiva.